Lo que necesita Messi para ser el mejor del mundo

Por estos días mucho se ha dicho sobre Lionel Messi debido a la ‘novela’ que generó su supuesta salida del Barcelona.

Por: Romario J. Ortiz Sanjuanelo

Decenas de cuestionamientos le han llovido al argentino, quien para muchos es el mejor jugador en la historia del fútbol –en otra oportunidad tal vez explique porqué para mí no lo es-, al punto de llamarle traidor.

Debido a toda la polémica del traspaso de ‘Leo’ a otro club y viendo videos de Pelé, Maradona y Zidane, otros candidatos al título del mejor de la historia, me hice una pregunta ¿Qué le hace falta a Messi para ser el mejor del mundo?, ¿Cuándo habrá unificación de criterio? Me imagino que nunca.

Para llegar a la respuesta de si Messi es el mejor de toda la historia hay que analizar, qué necesita un jugador de fútbol para poder ser elegido con tan magna distinción. Títulos individuales, grupales, tener un buen número de record con su nombre.

Foto de Pelé después de ganar el Mundial México 1986, el último que jugó.

Otros jugadores que están en la misma línea como por ejemplo O Rey, conquistó tres mundiales (58, 62, 70) sin contar los títulos conseguidos con el Santos; Zidane también consiguió uno y perdió otro.

Zidane fue una de las figuras de Francia en el 98, donde ganaron el título a Brasil.

Maradona hizo lo propio en el 86, después de retirado volvió a ponerse en forma y ayudó a la albiceleste en el mundial USA 94, de donde salió por un tema que no viene al caso. Ronaldo en su momento fue el jugador más joven en ganar un Balón de Oro. Además el fenómeno goza de una popularidad en el público que es envidiable, nadie lo odia todos lo respetan.

Cada uno de los jugadores que mencioné les falta algo, que a Messi le sobra. Pelé nunca se fue a Europa, donde pudo triunfar, pero no fue así. No ganó la Champions, Maradona que si fue no la pudo conseguir aunque también fue ídolo de Barcelona.

Zidane el que más completa galería tiene de los tres, no gozó de ese golpe mediático que también es fundamental; por su parte Ronaldo no conquistó una orejona del viejo continente a pesar de pasearse por los clubes más presitigios: Milán, Inter, Real Madrid, Barcelona, eso sin contar otros de poca monta como el PSV de Holanda.

Ronaldo consiguió el título del mundo en el 2002, después de sufrir una de las perore lesiones que le puede a un futbolista.

Pero Messi tiene casi todo: goleador histórico del Barcelona, es el jugador con más balones de oro, galardón otorgado al mejor de la temporada, títulos de liga, copas, supercopa, recopa, mundial de clubes y una que no tienen muchos, oro olímpico. No creo que le falte el mundial.

Messi consiguió el oro Olímpico en el Beijin 2008.

Pero dentro de todo este palmarés envidiable a la ‘pulga’ le hace falta algo: comprensión. No es más. Necesita que las personas que lo ven se conformen con lo que le ha dado al fútbol, que valoren más las noches y tardes que ha regalado.

También necesita personas que lloren con él, los días tristes en fútbol que ha sufrido: la final contra Alemania, las dos contra Chile, las eliminaciones contra el Atlético de Madrid, Roma, Liverpool y la más reciente contra el Bayern. Messi no es feliz en el Barça y ya todos lo sabemos, pero preferimos seguir exigiendo a quien ha dado todo lo que nadie más ha podido.

1 Trackback / Pingback

  1. Pelé ha sido el referente de muchas generaciones - Actualidad Caribe

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*