ONG Solicita que no sea cremado el cuerpo de José Miguel Epinayú Epinayú

Barranquilla, julio 15 de 2020.

El pasado 12 de julio en el corregimiento Mayapo, en jurisdicción del municipio de Manaure, en La Guajira, José Miguel Epinayú Epinayú, perteneciente a la comunidad Wayuú, resultó quemado tras haberse presentado un incendio en su vivienda donde su mujer y su hijo también resultaron heridos.

José Miguel debido a la gravedad de sus lesiones fue remitido de urgencia a una clínica de la ciudad de Barranquilla, donde a pesar de recibir las atenciones de urgencia, por la profundidad de las heridas, falleció. Su esposa e hijo fallecieron momentos antes en una clínica de Valledupar.

Desde la oficina de Medicina Legal en la capital del Atlántico, se informa que debido a los protocolos de bioseguridad establecidos a causa de la pandemia por covid-19, es posible que el cuerpo de José Miguel vaya a ser cremado.

En un comunicado publicado por la ONG Nación Wayuú se notificó que “Desde ya se rumora que el cuerpo del extinto docente José Miguel Epinayú Epinayú no será devuelto a sus familiares, toda vez que por los protocolos establecidos en el manejo de cadáveres  en el marco de la pandemia Covid-19 sus exequias deberán ser cremadas, lo que sería un grave atentado a los Derechos Humanos de los pueblos indígenas, sujetos de especial protección constitucional que generaría graves afectaciones físicas, psicológicas y espirituales a sus familiares teniendo en cuenta su cosmovisión y creencias”

Sin embargo, los cuerpos del niño y la madre si fueron devueltos a los familiares para que se le realicen los actos fúnebres.

José Silva, presidente de la ONG Nación Wayuú se pronunció al respecto “En Barranquilla existen serios antecedentes frente a vulneración de derechos de la población indígena Wayuú, que ha venido siendo cremados de manera arbitraria sin tener en cuenta que como pueblo indígena somos sujetos de especial protección constitucional. Con el agravante de que en la ciudad cremaron los cuerpos de cuatro mujeres Wayuú, a quienes les salieron las pruebas negativas. El que ingresa a una clínica hasta por sospechas los están cremando y en el caso del muchacho ni siquiera tenía relación con el Covid-19 porque falleció fue por las quemaduras

Frente a esto, la ONG, solicita a las autoridades del Atlántico que el cadáver del joven no sea cremado y se regrese a sus familiares para que se le realice el respectivo sepelio, teniendo en cuenta la causa de la muerte.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*