Rusia dice que los 265 soldados de Azovstal se rindieron y son prisioneros

Defensa sostuvo que, durante las últimas 24 horas, "265 militares, incluidos 51 gravemente heridos, depusieron las armas y se rindieron".

Rusia cifró hoy en 265 los soldados ucranianos evacuados la víspera de la acería de Azovstal, incluidos 51 gravemente heridos que, tras «deponer las armas y rendirse», ahora son «prisioneros» de guerra, según el Ministerio de Defensa.

«Ayer se entregaron los militantes de la unidad nacionalista de Azov y los militares ucranianos bloqueados en la planta de Azovstal en Mariúpol», señaló el portavoz castrense, general mayor Ígor Konashénkov, en su parte bélico matutino.

Defensa sostuvo que, durante las últimas 24 horas, «265 militares, incluidos 51 gravemente heridos, depusieron las armas y se rindieron».

«Todos los que necesitaban atención médica fueron enviados para recibir tratamiento al hospital de Novoazovsk», localidad controlada por Rusia y situada en la autoproclamada república separatista de Donetsk, añadió el portavoz.

Ucrania informó anoche de que se habían evacuado 211 soldados ucranianos, incluidos 53 gravemente heridos.

Los dos centenares de militares sacados de la planta metalúrgica tras más de dos meses de asedio y casi tres meses de intervención bélica de Rusia en Ucrania, fueron llevados a Olénivka, cerca de la ciudad de Donetsk y controlada por Rusia, y el resto a Novoazovsk.

Este martes la viceprimera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Temporalmente Ocupados de Ucrania, Iryna Vereshchuk, señaló en su cuenta de Telegram que fueron evacuados «52 de nuestros militares gravemente heridos».

«Después de que su condición se estabilice, los cambiaremos por prisioneros de guerra rusos», afirmó.

Indicó que Kiev está trabajando «en las próximas etapas de la operación humanitaria» para salvar al número indeterminado de soldados que aún permanecen en la fábrica.

Rusia publicó un vídeo de la evacuación, o rendición como lo llama Defensa, en el que se ve cómo registran uno por uno por todo el cuerpo a los soldados ucranianos en el territorio de la acería para ver si van armados, incluidos aquellos que se encuentran en camilla.

También revisaron sus mochilas y otras pertenencias antes de llevarlos a autobuses, algunos de los cuales tienen camillas incorporadas para los heridos graves.

Según las imágenes rusas, los médicos del Ejército de Rusia atendieron a algunos de estos soldados en el autobús aplicándoles vendas en piernas y brazos.

EFE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*