Rusia registrará su vacuna contra el coronavirus el 12 de agosto

La vacuna rusa contra el coronavirus desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya será la primera en registrarse en todo el mundo. Según ha informado el viceministro de Salud de Rusia, Oleg Gridnev, los plazos de registros finalizarán el próximo 12 de agosto, y posteriormente empezará la fabricación masiva del remedio. “Ahora empezará la última etapa de las pruebas, es sumamente importante, debemos entender que la vacuna debe ser, ante todo, segura”, aseguró Gridnev.

Los primeros en recibir esta inyección serán los trabajadores de salud y las personas de mayor edad, al pertenecer a los sectores de la población más vulnerables. No está claro cuánto durará la inmunidad después de que se inyecte la vacuna, pero Gridnev ha afirmado que el efecto de la vacuna se verá cuando se forme la inmunidad de rebaño. El plazo dependerá de la cantidad de vacunados y de lo generalizada que sea la administración del fármaco.

Una vacuna sin ningún elemento del coronavirus

Este fármaco se creó de forma artificial sin ningún elemento del coronavirus en su composición, de forma liofilizada y con un polvo que sirviese para presentar una disolución administrativa por vía intravenosa. 38 personas de entre 18 y 60 años han participado como voluntarios en las pruebas, en las que todos generaron inmunidad, según informaron las autoridades.

La protección máxima se manifiesta tres semanas después de la inyección, en el momento en el que se desencadena la respuesta del sistema inmunológico. No se especificó cuál fue la cantidad de anticuerpos que se detectó en los voluntarios, ni qué concentración es la que garantiza esa inmunidad que se registró tras los primeros ensayos clínicos.

Las candidatas de la OMS:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó el jueves pasado que ya son seis las candidatas a una vacuna contra la COVID-19 que se encuentran en la última fase de pruebas, lo que alimenta las esperanzas de poner fin a la actual pandemia, cuya curva de infecciones a nivel global sigue en fase ascendente. El director del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló en su participación virtual en el Foro de Seguridad de Aspen (EEUU) que estas seis posibles vacunas se encuentran en “fase muy avanzada”, lo cual es “esperanzador”.

A pesar de los anuncios rusos, la OMS no la incluyó en su listado de candidatas más avanzadas. De esas seis, tres se están desarrollando en China, otras dos son objeto de estudio de farmacéuticas estadounidenses (Moderna y Pfizer) y una última es investigada por la firma británica AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, añadió que en cuanto alguna de ellas muestre buenos resultados «se pasará a la producción de la vacuna y se procederá a la inmunización de la población, pero hay que ser cautos y ver posibles efectos adversos antes de vacunar a miles de personas».

Recordó que junto a estas candidatas otros cerca de 160 laboratorios están trabajando para conseguir una vacuna, primera que se lograría contra un coronavirus.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*